El fuerte viento ha destrozado el parque de asistencia de Gap, en el que se ha descubierto que dos empleados de ‘catering’ falsearon sus pruebas Covid.