¡Increíble! El Lexus LFA dejó de fabricarse en 2012 y todavía quedan cuatro coches nuevos sin vender

El Lexus LFA es a día de hoy el único superdeportivo nipón que alcanza cifras de infarto en el mercado de los coches de colección. Las pocas veces que sale uno a la venta, se negocia entre 600.000 y 900.000 euros. Esta serie limitada dejó de fabricarse en 2012, siendo la última unidad entregada a un cliente suizo. Y sin embargo, a día de hoy, en Estados Unidos todavía quedan por vender cuatro Lexus LFA nuevos a matricular.

En 2019, Lexus se permitió el lujo de vender tres unidades del Lexus LFA. No está nada mal para un coche que desde el inicio no se iban a fabricar más de 500 unidades a lo largo de dos años, entre 2010 y 2012. Lo más curioso es que en 2018, Lexus había vendido dos unidades del LFA.

Al final, en 2017, Lexus aseguraba que todavía le quedaban 12 LFA nuevos por vender, repartidos en concesionarios estadoudinenses, pero al final de ese mismo año vendió tres unidades. En 2018 vendió dos más y en 2019 otras tres unidades encontraron dueño. En 2020, Lexus North America no vendido ningún LFA, según los datos publicados. Así que todavía quedarían cuatro unidades nuevas a estrenar.

¿Cómo es posible que Lexus siga vendiendo un modelo que ha dejado de fabricarse hace unos ocho años? No es que terminen haciendo más coches de lo previsto como cierta marca italiana de deportivos. La respuesta es muy sencilla y tiene que ver con la manera que tienen los concesionarios estadounidenses de operar.

La libertad de acción de los concesionarios estadounidenses

Lexus LFA todavía quedan cuatro por vender

Si bien en Europa un concesionario ha de comprar un cierto stock de coches a la marca o marcas que representa, el concesionario estadounidense tiene la casi obligación de comprar varias unidades de todos los modelos de la gama en diferentes configuraciones.

No es que la marca le obligue, es que el cliente estadounidense, en su mayoría, no está acostumbrado a esperar. Si por ejemplo, un cliente quiere su Lexus RX en blanco con el interior beige y ese concesionario no lo tiene en stock, el cliente en cuestión se irá a uno que sí lo tiene.

Esto les deja una gran libertad a la hora de comprar a la marca la cantidad y los modelos que quieran. Así, un concesionario ubicado en una zona con un importante mercado para coches de colección pudo perfectamente comprar dos, tres o seis LFA a Lexus, por ejemplo.

Lexus LFA todavía quedan cuatro por vender

Por otra parte, también tiene la libertad de inflar el precio del coche si hay mucha demanda como le plazca. El coche es suyo, ya no es de la marca, ni sirve de intermediario como cuando un cliente encarga un coche a su gusto a fábrica porque no quiere lo que hay en stock. Es algo que se suele ver cuando llega un nuevo modelo más o menos exclusivo, como fue el caso para el Toyota Supra, por ejemplo.

Evidentemente, más de un concesionario con uno o más Lexus LFA en stock hizo una apuesta a futuro. En el mundillo de los coleccionistas de coches, especialmente al otro lado del charco, hayu una cierta obsesión para los coches con pocos km. Cuando un LFA usado se vende entre medio millón y el millón de dólares, qué precio no podrá pedir un concesionario para un coche nuevo a estrenar...

Un icono del automóvil

Lexus LFA todavía quedan cuatro por vender

El Lexus LFA alcanza precios que en ocasiones rozan el millón de euros por su combinación de exclusividad y por ser un auténtico icono del automóvil. La exclusividad le viene dada en parte por su rareza. En los dos años que se mantuvo en producción se fabricaron 500 unidades, de las cuales 50 incluían el Nürburgring Package con, entre otras diferencias, el V10 atmosférico de 4.8 litros subido a 570 CV en lugar de los 560 CV de los otros LFA.

Pero la exclusividad se la da también el hecho de que fuera fabricado a mano bajo la supervisión y participación de los maestros artesanos Takumi. Un artesano de Lexus es similar al mecánico que fabrica un V8 o un V12 en AMG o un ingeniero aerodinámico en un equipo de Fórmula 1. El nivel de experiencia, pasión y cuidado por el producto final es excepcional.

En Motorpasión | Probamos el Toyota GR Supra: un deportivo de 340 CV muy radical por fuera pero civilizado por dentro, y demasiado caro

-
La noticia

¡Increíble! El Lexus LFA dejó de fabricarse en 2012 y todavía quedan cuatro coches nuevos sin vender

fue publicada originalmente en

Motorpasión

por
Daniel Murias

.