El piloto lituano sufrió un accidente en el GP de Lombardía tras el que fue inducido al coma. El equipo informa de que ha despertado y reconoce a sus familiares y tiene capacidad de habla.