El GP de España no contará finalmente con la presencia de público en el circuito de Arroyomolinos (Madrid).