El mallorquín encuentra justificado que el italiano se haya quedado sin moto para la próxima temporada del Campeonato del Mundo.