"En un entorno tan espectacular como La Toscana emerge una pista de las de verdad, y ahora, la F1 recala allí por primera vez en su historia".