Desde la distancia, pero con la atención que exige su seguimiento en un periódico diario, he sido testigo de su crecimiento como persona y deportista.