El mexicano protagoniza el mercado con las opciones de Haas y Alfa Romeo, que dependen de Raikkonen y Ferrari. El hijo del Kaiser puede ascender.