"Lo amenacé diciendo que yo era el siguiente en la lista para ocupar su asiento", admite entre risas el austriaco que ha superado la COVID-19.