Cuesta entender que si hay un reconocimiento de que Yamaha se ha saltado el reglamento, esas irregularidades sólo afecten al constructor y no a sus pilotos.