Leclerc fue séptimo tras un cuarto en la clasificación, aunque un trompo de Vettel volvió a dejarle sin opciones de puntos. Mejoras también en Portimao.