Sergio Pérez, Nico Hülkenberg o Romain Grosjean son algunos de los pilotos que han disputado más grandes premios sin conseguir ninguna victoria.