"La única explicación que me pueden dar es que vamos después de Moto2 y tampoco me parece una explicación razonable", asegura el de Yamaha.