El piloto estonio manda en casa por delante de sus compañeros de equipo, Craig Breen y Thierry Neuville.