Racing Point ha comunicado esta temporada a Sergio Pérez que no seguirían con él para el año siguiente, a pesar de tener contrato con ellos y, en su lugar, Sebastian Vettel ocupará su puesto.

El piloto mexicano ha admitido que se siente raro por marcharse de un equipo en el que ha vivido tanto, pero se lo toma con profesionalidad y asume que la Fórmula 1 siempre ha sido así.