Sergio Pérez llega a Red Bull, tras siete años con Racing Point y tendrá que adaptarse lo más rápido posible al monoplaza, pues sólo tendrá un día y medio para adaptarse en los test de pretemporada.

A pesar de ello, el piloto mexicano está convencido de que a la altura del Gran Premio de Mónaco – quinta cita del año – ya se habrá adaptado al monoplaza. Tendrá la suficiente comprensión como para poder comparar su nivel con el de su compañero de equipo.