La salida de Honda de la competición al máximo nivel, lejos de ser una sorpresa era una probabilidad que se ha concretado. Además de un preocupante precedente para la F1.