El galo no cree que la presión del liderato tuviera la culpa sino su juventud: "Incluso Marc y Valentino todavía siguen aprendiendo y yo solo estoy en mi segundo año".