El piloto británico de Kawasaki se impuso de principio a fin a las Ducati de Scott Redding y Chaz Davies. Bautista fue quinto.