Sin embargo, en una carrera de supervivencia en la que solo doce pilotos terminaron fue capaz de mantenerse en pista sin cometer errores y remontó tras una mala salida. Horner ha alabado la capacidad que ha tenido de pelear por ello pese a la presión que recibe por no tener el mismo ritmo que Max Verstappen.