Al término de cada temporada, se realizan dos días de test conjuntos de los equipos de Fórmula 1 pensados para jóvenes promesas que puedan llegar al Grin Circo en el futuro. De hecho, ese es el nombre oficial de los test.

Pero Carlos Sainz en 2018, por ejemplo, se subió al McLaren para preparar su andadura en su futuro equipo, algo que quiere hacer Fernando Alonso con Renault, antes de que se convierta en Alpine en 2021.