Rast rubricó la corona con una demostrativa victoria, con 10 segundos sobre Müller y 13 sobre Jamie Green, que los acompañó en el podio. Una última demostración de poderío Audi, que copó las seis primeras posiciones.

Müller logró el sábado reducir la diferencia a 13 puntos, pero Rast marcando la pole para esta carrera amplió la ventaja a 16 puntos, lo que hacía que las posibilidades de Müller fueran ya muy pocas.