El madrileño mejoró en su última vuelta, sin rebufos, para inaugurar la segunda fila de parrilla. Solo tendrá por delante a los Mercedes, con Hamilton desde la pole.