El Sony Vision-S es un prototipo con el que la firma japonesa quiere mostrar al mundo cómo será la tecnología de los vehículos el día de mañana. Incluye innovaciones en materia de conducción autónoma y nuevos controles gestuales para optimizar los sistemas de infoentretenimiento, entre otros detalles.

No está previsto que Sony convierta esta propuesta en un coche de producción, algo que ha confirmado una fuente bien informada de la empresa. Esto no ha impedido que la empresa realice pruebas sobre el terreno con él.