El jefe de Haas ha dejado claro que el piloto no es ni mucho menos el único responsable de los fracasos. Steiner cree que Vettel ha hecho lo que estaba a su alcance y considera que Ferrari no era la escudería ideal para ganar estos últimos años, tal y como demuestra también la imbatibilidad de Mercedes en la era híbrida.