El piloto canadiense se ausentó de Nurburgring por causa médica y ahora confirma el COVID-19. Correrá en Portugal porque ya lo ha superado.