La del Tesla Model Y supone la llegada del cuarto modelo de la firma americana, el segundo con carrocería SUV. Se sitúa justo debajo del Model X y comparte plataforma con el Model 3.