Todavía bajo el vistoso y coloreada pintura de camuflaje GR, Alex Würz dio una vuela al circuito con el nuevo Toyota GR Super Sport, el anunciado y esperado hypercar de la marca japonesa que será el sustituto del TS050 para Le Mans y el WEC.

Se trata de un vehículo inspirado directamente en el TS050 Hybrid dos veces ganador -hoy puede serlo por tercera vez- las 24 Horas de Le Mans, tanto en el chasis como en la mecánica. Y que para esta ocasión se presentaba en su versión cabrio o descapotable.