Los japoneses mandan con el número 7 pasadas siete horas de carrera, pero con el 8 a una vuelta tras sufrir un pinchazo y problemas de frenos.