El término "mongol" es el gentilicio de Mongolia, con el que se describe a los habitantes de dicho país. Sin embargo, también se usa como insulto, algo que quieren cambiar desde la asociación Mongol Identity.

Con ese fin, la citada asociación ha decidido iniciar una campaña usando como ejemplo la forma de insultar que tuvo Max Verstappen a Lance Stroll el pasado GP de Portugal. Lo que buscan es que la palabra se desvincule de un uso peyorativo.