Grosjean y Magnussen dejan Haas y se abre el mercado de la Fórmula 1. Salpican a Mick Schumacher, Mazepin, Checo o el Red Bull.