Wolff ha destacado que la asociación de ambos fabricantes solo comprende el ámbito de la industria del automóvil y no el deportivo. Cabe recordar que Mercedes lleva en Fórmula 1 desde su regreso en la temporada 2010. Por su parte, Aston Martin entrará a la categoría reina en 2021 y será el equipo que hoy es Racing Point.

El austriaco es accionista tanto de Mercedes como de Aston Martin, pero aclara que no hay un conflicto de intereses tampoco en este aspecto. Recalca que la escudería de  Lawrence Stroll es independiente respecto al fabricante británico.