El qatarí y español subieron a hombros al campeón a su llegada a Jeddah en un gesto de deportividad y reconocimiento que fue captado por las cámaras.