Recordemos que los participantes de esta categoría van ‘con lo puesto’: sólo pueden llevar los elementos básicos en un baúl que la organización se encarga de trasladar de un lado a otro. Por supuesto, sin ningún tipo de asistencia.

Daniel tiene diabetes de tipo 1 desde los nueve años. Los médicos le dijeron que probablemente no podría volver a practicar deporte, pero su espíritu de lucha siempre ha sido totalmente innegociable en cualquier faceta de la vida.