Abiteboul, jefe de la escudería francesa, confirma las ganas del asturiano de subirse a un F1 y ve factible un test con el coche de 2018: "Estamos viendo cómo".