Aunque menos conocido y mucho menos popular que el récord de Nürburgring, el de Spa comienza a tener relevancia entre los incondicionales de los coches más exclusivos dadas las elevadísimas velocidades de este circuito belga.

Los dos coches tienen una cierta similitud. Ambos ofrecen unos 800 caballos de potencia, pero el Pagani aventaja al McLaren por el peso, sólo 1.250 kilos frente a los 1.374 de su rival.