El propio Brawn admite que hubo conversaciones antes del inicio de esta temporada para probar este nuevo formato, y uno de los circuitos que estaban sobre la mesa era el de Monza. La idea no salió adelante, pero tampoco se descarta para 2021.

"Monza era un candidato para una carrera al ‘sprint’ con parrilla invertida cuando estuvimos considerando probar el formato este año. Desafortunadamente, no pudimos seguir adelante, pero el concepto sigue siendo algo en lo que nosotros y la FIA queremos trabajar en los próximos meses y discutir con los equipos para el próximo año".