La tercera generación del Nissan Qashqai, cuyo inicio de producción estaba previsto para finales de este año, se va a retrasar. Así lo afirma el Financial Times tras citar a dos fuentes próximas a las altas esferas del fabricantes. Éstas aseguran que la fabricación del modelo va a comenzar a mediados de 2021. No hay que olvidar que el fabricante japonés afronta una remodelación de 400 millones de libras –unos 445 millones de euros– para afrontar las demandas del nuevo SUV.