Ahora, a falta de tres carreras, Collet está a 26 puntos de su rival. No le bastará con ganarlas si Martins acumula segundos puestos.

Collet controló la carrera de hoy, era más fuerte que su rival. La única dificultad o momento de peligro para su dominio fueron las ‘resalidas’ tras el safety car y no falló.  Es cierto, sus escapadas fueron ayudadas por la batalla que Quinn planteó a Martins, aunque al final éste debió conformarse con la tercera plaza del podio, con el argentino Franco Colapinto en la cuarta plaza para conservar el tercer lugar del campeonato.