La marca de la estrella ha dominado con mano de hierro la era híbrida de la Fórmula 1, pero Red Bull también tuvo su época de dominio –desde 2010 hasta 2013– y Jordan sabe que son capaces de hacer un coche ganador.

No en vano, el británico se ha deshecho en elogios ante Max Verstappen, a quien ve con la arrogancia necesaria para estar entre los grandes e incluso se ha atrevido a decir que podría vencer a Lewis Hamilton con un coche similar.