El compañero de Fernando Alonso en Alpine pilotará un A110S abriendo la caravana de la primera cita del Mundial, como ya hiciera Carlos Sainz en 2018.