La industria del automóvil se mueve hacia lo eléctrico y el hidrógeno. Mientras tanto, la F1 se replantea cómo será su próxima generación de motores para el periodo a partir de 2026.