Ineos es un gigante del sector químico y desde esta temporada también uno de los patrocinadores de la escudería de Brackley, con un acuerdo que el rotativo británico sitúa en 100 millones de libras. El año pasado también compró el equipo de ciclismo Team Sky.

El actual jefe del equipo Mercedes, Toto Wolff, vendería sus participaciones −un 30%− a Ineos y daría un paso atrás en sus responsabilidades para convertirse en un asesor del proyecto, según publica el Daily Mail.