La fábrica austriaca llegó a la clase reina a principios de 2017, después de ganar carreras en 125cc y 250cc: "Hemos puesto este proyecto en una base muy sólida".