Con el último cambio en las normas de superlicencia realizado en 2016, todos los pilotos tenían necesitaban 40 puntos en un período de tres años para poder llegar a ella. No obstante, tras la pandemia de la covid-19, que ha dejado a muchos pilotos sin competir en este 2020, la FIA ha reducido a 30 la cantidad estipulada.