El proveedor de motores japonés, Honda, abandonará la Fórmula 1 al final de la temporada en su camino hacia la electrificación. Desde la marca nipona se han mostrado apenados por su salida, pero saben que todavía tienen un año para dar el máximo posible.