Desde inicios de 2022, WEC e IMSA tendrán prototipos comunes en ambas categorías, los llamados LMDh, con la intención de que varias marcas vuelvan a la Resistencia y compitan en grandes citas como Daytona, Sebring o Le Mans. Una de esas marcas es McLaren.

"Tenemos el deseo de volver a Le Mans. Tenemos mucha historia ahí y como fabricante es importante competir en sus 24 Horas. Si lo hacemos, la normativa de LMDh nos gusta", ha asegurado en palabras que publica el medio estadounidense Racer.