La Sanidad en Italia sufre la segunda ola de covid-19. Varias hospitales y centros de salud del país se encuentran desbordados y es imposible atender adecuadamente a todos los afectados por el virus en las últimas semanas.

Así, Monza ha tendido su mano ante el hecho de que los hospitales de San Gerardo di Monza y de Desio impidan ya el ingreso a los pacientes menos graves, quienes deberán desplazarse hasta el circuito. Monza ha montado un Punto de Control Clínico Avanzado en su pista, en concreto a la entrada del Pit-Lane, que abrirá 12 horas diarias, de 8:00 a 20:00 CET.