A lo largo de su trayectoria en Fórmula 1, Sergio Pérez ha logrado subir al podio en ocho ocasiones, pese a que sus monoplazas no estaban, a priori, en disposición de hacerlo con asiduidad. Pero eso no ha impedido al piloto mexicano quitarse la etiqueta de ‘piloto de pago’ por tener detrás a la figura de Carlos Slim.