El expiloto ruso era uno de los comisarios en Portugal, papel en el que le sustituye Bruno Correia. Hamilton polemizó sobre su designación.